Inicio / Productos / La Comisión no debe temer una «lucha de poder» con China por la pesca – EURACTIV.com

La Comisión no debe temer una «lucha de poder» con China por la pesca – EURACTIV.com

El ejecutivo de la UE no debería temer iniciar una «lucha de poder» con China para garantizar buenas prácticas pesqueras, dijo a UrActive Pierre Carleskind, presidente del comité de pesca del Parlamento Europeo, en una entrevista.

Lea el artículo original en francés aquí.

Con más de mil buques surcando los mares, China se ha convertido en sólo unas pocas décadas en la flota pesquera más grande del mundo.

Desde la introducción de la Política Pesquera Común (PPC) de la Unión Europea en 1983, la participación de China en el pescado mundial ha aumentado del 5% al ​​15%.

«La UE importa el 70% de los productos del mar que consume, incluidos muchos productos chinos, pero no nos hacemos suficientes preguntas sobre las condiciones en las que se capturan», afirmó Carlskind, un eurodiputado liberal francés.

El martes (17 de octubre), el legislador de la UE instó a otros colegas a adoptar un informe que pedía una mayor transparencia y seguimiento de las operaciones pesqueras de China y la detección de productos importados.

La resolución, con 573 votos a favor y 11 en contra, pretende concienciar sobre el impacto medioambiental, económico y humano de la pesca industrial en un momento en el que China está aumentando sus exportaciones a la UE, añadió Carleskind.

Actividades ilegales

«Los gobiernos y las ONG han señalado una serie de prácticas que creemos que son ilegales y ponen en peligro la seguridad alimentaria», dijo Karleskin a sus colegas en una sesión plenaria el lunes (16 de octubre), un día antes de la votación.

Entre 1980 y 2019, la mitad de los barcos involucrados en la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) eran chinos, según un informe publicado en 2022 a petición del Comité de Pesca (PECH).

Aunque el 65 por ciento de las capturas no declaradas y el 17 por ciento de las capturas totales pueden estar sujetas al comercio ilegal, los principales delitos son pescar sin licencia o autorización, utilizar artes ilegales y capturar especies protegidas.

Una investigación publicada por Outlaw Ocean Project sobre los extranjeros que trabajan en buques chinos en alta mar el mundo A mediados de octubre fueron maltratados.

Por ejemplo, los trabajadores indonesios recientemente contratados en barcos pesqueros (97%) han sido sometidos a abusos físicos o morales (endeudamiento, confiscación de documentos).

La situación puede empeorar, ya que la falta de transparencia en torno a la pesca de altura dificulta conocer el alcance total de la situación, como lo demuestra el número de buques chinos que ya faenan entre 900 y 2.900. Hasta 17.000 según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Cayendo por las grietas

Para combatir la pesca ilegal, la Comisión Europea ha podido clasificar a los barcos y países que venden sus productos en Europa e imponer multas por malas prácticas desde que el reglamento de la UE entró en vigor en 2007.

Hoy en día, unos diez países están excluidos del mercado de la UE, el último de ellos Trinidad y Tobago por no cooperar en la lucha contra la pesca ilegal. Vietnam recibió recientemente una tarjeta amarilla y la prohibición temporal podría levantarse si la UE está convencida de que Vietnam está tomando las medidas necesarias para combatir la pesca ilegal.

Sin embargo, China permanece por el momento fuera de estos procedimientos, un trato favorable que puede explicarse por la Asociación Azul para los Océanos, un acuerdo firmado entre China y la UE en 2018.

En línea con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, ambas partes están comprometidas a proteger los océanos y combatir la sobrepesca y la pesca ilegal, donde los océanos son más relevantes.

“Según la comisión, es muy importante sacar tarjeta amarilla o roja a este socio comercial. «El Parlamento Europeo no puede estar satisfecho con esto», añadió Carleskind.

El informe sobre la pesca ilegal en 2022 señala la naturaleza «conflictiva» de las agendas china y de la UE y la fragilidad de los compromisos asumidos en la Asociación del Océano Azul debido a la falta de participación de la UE en los acuerdos entre China y países individuales de la UE.

Descubrimiento, transparencia y control

La resolución también propone elaborar la Ley de Pesca Ilegal de 2007 para combatir la pesca ilegal por parte de buques chinos. Si bien este último ya requiere declaración y detección de productos importados, la nueva resolución propone fortalecer el sistema con el sistema CATCH, una herramienta capaz de digitalizar, recopilar y compartir rápidamente datos de captura.

«Es técnicamente posible gracias al sistema CATCH saber dónde y cómo se ha capturado cada pescado que entra en el mercado europeo», añade Carleskind, que quiere que los países de la UE apliquen rápidamente el sistema para evitar las importaciones ilegales.

También se insta a las empresas a cumplir con la directiva de diligencia debida, que les exige garantizar que sus operaciones cumplan con los estándares ambientales y de derechos humanos, agrega la resolución.

“Necesitamos hablar en el marco de los acuerdos que hemos firmado con China. «Pero debemos adoptar una postura firme y decirle a China que prohibiremos todas las exportaciones de productos que no cumplan con nuestros estándares medioambientales y de derechos humanos», añadió Carleskind.

Los países no pertenecientes a la UE que permiten a China pescar en sus aguas también comparten la responsabilidad por la falta de transparencia, afirman los eurodiputados.

“No sabemos qué permitió a China pescar en Senegal o Madagascar. La Comisión debería exigir a estos países que hagan públicos sus acuerdos de pesca, como hacemos en la UE», añadió.

La UE también tiene acuerdos de pesca con los países socios de China, lo que plantea dudas sobre la competencia distorsionada en aguas compartidas. Esto es aún más cierto después de la votación de esta semana para reforzar los controles sobre los barcos europeos.

Mientras tanto, Carleskind también apoya la acción conjunta con países no pertenecientes a la UE en la lucha contra la pesca ilegal, como es el caso de la misión Pescavo en el Golfo de Guinea. El objetivo es ayudar a los países a evitar la invasión de China en sus territorios marítimos.

«Si podemos luchar contra la piratería en aguas internacionales, ¿por qué no podemos luchar contra la pesca ilegal?» él pide.

(Edición de Gerardo Fortuna/Nathalie Weatherald)

Leer más con EURACTIV

Puede interesarte

Las nuevas funciones de inteligencia artificial de Kayak permitirán a los usuarios verificar vuelos usando una captura de pantalla

Kayak introdujo nuevas funciones de inteligencia artificial que permiten a las personas pedirle consejos de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *